lunes, 17 de marzo de 2014

Hay veces

Hay veces en que intentas hablar de algo importante con alguien y nunca sucede

lunes, 10 de junio de 2013

No sé si comenzar un nuevo blog y empezar desde cero o resucitar este blog por enésima vez. Han pasado tantas cosas desde mi último post (este) que no sabría que platicar.

Una de las cosas padres ha sido mi afición por las plumas fuentes. Desde siempre me habían llamado la atención, pero tenía la idea que eran muy caras y eran para "ejecutivos". Hasta que mi hermana me regaló una pequeña y modesta Inoxcrom de la colección Agatha de la Prada, pero el cartucho se acabó demasiado rápido y al no saber nada sobre plumas fuentes y dónde comprar repuestos del cartucho, la dejé guardada en mi cajón.
Después de muuuuucho tiempo volví a encontrarme con la pluma y decidí investigar más del tema, así que fui en busca de cartuchos para mi pequeña pluma. Y fue cuando fui a una tienda y me enamoré de la Agio Sheaffer dorada. Simplemente la vi en el aparador y no me resistí las ganas de comprarla.

Viene con un convertidor y dos cartuchos (negro y azul) y la pluma la puedes usar en pantallas touch (la punta del capuchón y la punta del cuerpo). Me encanta escribir con ella aunque no me gusta salir con ella a la calle, no quiero perderla o que me la roben, aunque eso de robar no pasa en México (ajá).
Después de comprarla investigue más a fondo como funcionaban exactamente y su historia, además que encontré comunidades de personas aficionadas a las plumas fuentes que son muy abiertas y están dispuestas a resolver tus dudas.
La siguiente compra fue una Parker Vector Classic que no me entusiasmó mucho como la Agio, así que decidí probar una nueva marca y entonces llegaron a mi las Lamy.
Lamy con su diseño Safari en muchos colores, aunque unos dicen que son muy feas, a mí me encantan. Mi primer compra fue la Lamy Safari Shiny Red (hot o simplemente red).


Es roja y es simplemente hermosa (o tal vez mi compra tuvo algo que ver que mi color favorito sea el rojo y sean diseñadas y producidas en Alemania).
Así que no me resistí y la Shiny negra también luce increíble.


La semana pasada me compré el color Matt Charcoal:

Y el fin de semana por fin compré la Lamy Vista y también compré una Lamy Safari Yellow, pero cuando la abrí en mi casa vi que el plumín estaba chueco, entonces fui a cambiarla por otra pero ya no había amarillas. Fue muy triste, así que cambié la Lamy por una Sheaffer VMF negra.

Esta vista se verá mucho mejor cuando le ponga el convertidor.


A la lista me falta agregar un bonche de plumitas de colores que no me va a dar tanta lástima si se me pierden.